República sí. Justicia social, también.

República sí. Justicia social, también.

Estos días está de moda hablar del poco papel positivo de la Casa Real hoy en día. Primero, el contexto.

Las personas que hoy tienen menos de 52 años no pudieron refrendar la decisión en el modelo político del Estado. España es, hoy, una monarquía parlamentaria caduca. No podemos hablar de sistema democrático si, no sólo no podemos elegir a todo nuestro cuerpo ejecutivo, sino que menos del 40% de la población actual eligieron el destino de un estado que se desmonta por momentos.

Sobran instituciones. Sobran a mi parecer, hoy, todas aquellas instituciones que duplican competencias, que no tienen al ciudadano como primer beneficiario de su acción y sobran todos aquellos cuerpos diplomáticos, ejecutivos, funcionales y políticos al fin y al cabo que se solapan entre si. Son absolutamente prescindibles al mismo nivel que es prescindible hoy todo aquél que se dice gobernante y que no gobierna, sino que desmonta y ataca las bases y fundamentos de un cuerpo plural, competente y preferente como es la ciudadanía.

Sobran políticas. Sobran acciones legislativas y ejecutivas que ejecutan al ciudadano y a sus derechos. Sobran políticas de apoyo a instituciones ombliguistas y caducas como la Iglesia Católica cuando esta no reporta beneficio colectivo. Sobran gestiones de patriotismo en las que se pretende proteger a las empresas mientras que, de espaldas, se suprime totalmente la aportación a la Ley de la Dependencia.

Sobran figuras. Sobran figuras como las que representan la Casa Real que, por la gracia de la genética, se venera a pseudogobernantes ilegítimos democráticamente. Para que Felipe de Borbón ejerza de ciudadano, debe hacer como todo aquél universitario en el cuál el sistema público ha invertido sus recursos en formar, preparar y hacer competente; devolver lo que se le ha prestado en forma de formación a través de la fuerza de su trabajo. Si quiere gobernar que gobierne. Con el refrendo de la ciudadanía que le haya elegido como Presidente del Gobierno de España.

Necesitamos instituciones responsables, coherentes, prácticas y próximas.

Necesitamos más democracia, democracia plena.

Anuncios

Un comentario en “República sí. Justicia social, también.

  1. Me ha gustado mucho tu artículo, Pau. Ideas claras, razonadas y bien argumentadas. El párrafo:
    “Sobran instituciones. Sobran a mi parecer, hoy, todas aquellas instituciones que duplican competencias, que no tienen al ciudadano como primer beneficiario de su acción y sobran todos aquellos cuerpos diplomáticos, ejecutivos, funcionales y políticos al fin y al cabo que se solapan entre si. Son absolutamente prescindibles al mismo nivel que es prescindible hoy todo aquél que se dice gobernante y que no gobierna, sino que desmonta y ataca las bases y fundamentos de un cuerpo plural, competente y preferente como es la ciudadanía.”

    …lo has bordado. ¡y no ha sido el único! Con tu permiso lo publico en mi muro de facebook y en twitter.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s